Friday, October 16, 2020

El Caso del Humanoide del Sembradío de Guisantes - Washington, 1965

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Rick Hilberg y Brent Raynes 

Fecha: 10.16.2020

 

El Caso del Humanoide del Sembradío de Guisantes - Washington, 1965

Por Aileen Garoutte

 En agosto de 1965 los campos de guisantes estaban listos para cosecharse en Kent, estado de Washington. Se contrataron muchos jóvenes para cosechar y ganar dinero para el año escolar entrante. Las hermanas Ryerson se presentaron y fueron contratadas. Las edades de las tres chicas iban de 16 a 13.

 El 13 de agosto, su padre las llevó al sembradío. Al alejarse, se percató de dos "personas" inusuales que caminaban a lo largo del camino lateral del sembrado. Mientras que las chicas caminaban por este sendero, se les acercaron dos seres de apariencia poco ortodoxa. La primera de ellas era 'un gnomo' - un ser diminuto, gris, y de tipo duende, vestido con camisa gris y un sombrerito 'cómico'. Baliaba y saltaba frente al otro ser a la par que se acercaban. El ser emitía graznidos y las jovencitas lo tomaron por risa.

 El otro ser tenía una estatura de 5 pies y una cabeza muy inusual. Su rostro era gris, pero la parte posterior de su cráneo era una proyección bulbosa con venas visibles, y que pulsaba. El resto del cráneo estaba lleno de grandes poros y parte de su cabeza era blanca. Los ojos eran como los de un sapo y en la boca llevaba una pequeña pipa con la que emitía sonidos agudos.

 El más alto del par llevaba puesto ropa brillosa, como si fuese de satín. La parte superior era morada y formaba un todo con los pantalones. La parte superior tenía bolsillos profundos, y la criatura guardaba sus manos en ellos para ocultarlas.

 A primeras, las jovencitas pensaron que iban vestidos en disfraces de Halloween, pero al acercarse, se dieron cuenta de que se trataba de algo que jamás habían visto antes. La mayor de las hermanas sintió que el ser iba a agarrarla - sintió miedo de pies a la cabeza y le gritó a sus hermanas que corrieran. Acababan de comprar zapatos nuevos y no querían correr por el lodazal, así que se detuvieron al borde del sembradío. Cuando miraron atrás, ambos seres se habían esfumado.

 El padre comunicó el suceso al UFO Reporting Center operado por Bob Gribble. Nos mandó a entrevistar a las chicas uno o dos días más tarde. Cuando las entrevistamos, aún estaban consternadas, y el padre había visto a los dos seres, así que creía en la versión de sus hijas. A mucha gente joven se le descarta como padeciendo de alucinaciones, dada la ausencia de testigos que corroboren lo visto.

 La descripción de estos seres no ha sido comunicada anteriormente, a mi leal saber y entender, en ningún otro caso. De dónde vinieron y a dónde fueron a parar es otro enigma. Tal vez entraron a nuestra dimensión de otra realidad paralela, porque ciertamente desparecieron con rapidez pasmosa.

 [Traduccion (c) 2020 por Scott Corrales para Arcana Mundi]

0 Comments:

Post a Comment

<< Home