Sunday, June 12, 2016

Canadá: Alta extrañeza en las montañas del norte



Canadá: Alta extrañeza en las montañas del norte
Por Scott Corrales (c) 2016

No debería ser motivo de sorpresa descubrir que el misterio se oculta en sitios que nos parecen a primeras muy conocidos o libres de novedades. La búsqueda de lo extraño en las selvas y desiertos de continentes lejanos atiza el fuego del romanticismo y la aventura en el corazón de cualquier persona, pero pensar que enigmas parecidos existen cerca de nosotros se nos antoja anticlimático.

Canadá, país vecino de EE.UU. al norte y el segundo de mayor extensión territorial en el planeta, nos presenta acertijos que nunca han recibido la atención que merecen. Aunque muchos de los sitios en los que han tomado lugar están mucho más cerca a EEUU que lugares igualmente misteriosos en México o el Caribe, la dificultad de acceder a los mismos, así como el frío característico de estas zonas, ha servido para desalentar a muchos visitantes.

También resulta interesante que estos enigmas han tomado lugar en una de las zonas más antiguas de nuestro mundo, puesto que la superficie del norte de Canadá nos permite pisar formaciones de roca precámbrica - la superficie original de nuestro mundo - que constituyen la formación geológica conocida como el Escudo Canadiense, muy posiblemente el mayor depósito de hierro en el mundo. No se sabe si el magnetismo generado por esta vasta concentración del mineral desempeñe un papel en estos misterios.

Seres no humanos en el norte

Alexander Mackenzie y Simon Fraser, los primeros exploradores en internarse en las zonas desconocidas del noroeste canadiense, fueron advertidos por las tribus locales de la existencia de seres horrendos y destructivos, que merodeaban la región. Las altas elevaciones de Colombia Británica eran el hogar de los sasquatch, cuya estatura superaba los dos metros y medio. El gran rio al que Mackenzie bautizaría con su propio nombre era la guarida del "hombre salvaje de Locheaux", criatura de ojos amarillos que se alimentaba de carne humana en la misma forma que el Grendel de la leyenda de Beowulf, manifestando una preferencia por la tierna carne de mujeres y niños. Las inhóspitas rocas del norte contenían horrores aún peores, como el temido weetigo, el gigante colmilludo, y los seres invisibles que espantaban las orillas del Great Slave Lake. Mientras que las culturas primitivas son muy dadas a la creación de toda suerte de monstruos, utilizados para poblar las regiones más allá de su alcance, ¿podría ser que las tribus slavey y dogrib de la región basaron sus cuentos en hechos? Estas tribus también manifestaban un temor a los deprimentes yermos de piedra que les separaban de las tierras de los inuit, ya que representaban el señorío de otros gigantes al margen de los weetigo antes mencionados.

En este momento conviene hacer una pausa y preguntar por qué no hemos encontrado restos de estos gigantes, si eran tan numerosos como se nos cuenta. Hasta los investigadores forteanos han fruncido el entrecejo ante las trilladas historias de osamentas gigantes supuestamente halladas en todas las partes del continente.

Los informes que hablan de grandes homínidos peludos - verdaderos gigantes que sobrepasan la estatura de los avistamientos de sasquatch o piegrande que todos conocemos - son comunes en las regiones desoladas del norte. El criptozoólogo Iván T. Sanderson observó que tales casos se extendían desde Alaska a la península de Labrador y Groenlandia. Citando las obras de otros investigadores, sugirió que muchos de estos seres anteriores a los amerindios pudieron haber ocupado los yermos y descampados antes de la llegada de los ancestros de los inuit, cuya tradición habla extensamente de ellos. Estas criaturas han sido descritas como salvajes hirsutos y violentos que viven en campamentos hechos de grandes piedras y huesos de ballena (vale señalar en este punto que la descripción coincide con la del almirante macedonio Nearcos, hace dos mil años, sobre el aspecto y vivienda de los gigantes salvajes que Vivian a lo largo de las costas del golfo Pérsico).

Ampliando detalles en su obra Things (Pyramid, 1967), Sanderson nos dice que los inuit dieron el nombre "toonijuk" a estas criaturas, agregando que es tan solo uno de muchos nombres que se les han dado (tornit y tuunik entre otros) y que según la creencia nativa, viven en valles remotos e inaccesibles. ¿Existirá alguna conexión entre estos seres de pesadilla y los petroglifos de "cabeza de diablo" que aparecen en la zona? Fred Bruemmer en su artículo "The Petroglyphs of Hudson Strait" (The Beaver, verano 1973) menciona que los acantilados de la isla de Qikertaaluk y sus cercanías reflejan rostros con cuernos, posiblemente dibujados por los chamanes inuit hace tan poco como 500 años. En 1970, según Bruemmer, las excavaciones en la isla Bylot produjeron dos grandes máscaras talladas de madera flotante y pintadas con ocre: una de las máscaras representaba un rostro "de poder y ferocidad casi demoniaca" que se asemejaba a los petroglifos.



Cabe mencionar que John Robert Colombo, autor e investigador del tema ovni, menciona en su UFOs over Canada (Hounslow, 1991) que algunos de los primeros ejemplos de arte rupestre en Canadá representan ilustraciones primitvas del contacto con seres no humanos. Entre ellos figuran petroglifos de "objetos voladores" de Christina, Colombia Británica, y el "hombre conejo” del parque provincial Bon Echo de Ontario.



El escritor George Eberhard escribió acerca de las tradiciones de los inuit de los territorios del Noroeste sobre las presencias no humanas en la zona. Mientras que estas tradiciones son de naturaleza folclórica, repletas de espíritus ancestrales y motivos religiosos, existe la posibilidad de que pueden describir eventos verídicos. Los inuit de la isla Sledge, por ejemplo, tienen una tradición que describe la llegada de un bólido que apareció de la nada, causando temor entre la tribu. Más alarmante aun fue la manifestación de un ente parecido a "un esqueleto humano" tras el fenómeno, que se apareció en la aldea inuit para masacrar a sus habitantes. Los nativos groenlandeses también tienen creencias peculiares, tal como la existencia de un reino subterráneo (¿interdimensional?) que es el dominio de los iserak, una raza de enanos que aparece y desparece dentro de la tierra. Parece ser que estos no humanos disponen de una tecnología más avanzada que la de los inuit, pero también se valen de arcos, flechas y lanzas para cazar la fauna ártica. Tumbas que contenían los restos de seres de un metro de estatura fueron descubiertas en 1632 por el explorador inglés Foxe. Los cadáveres, que parecían corresponder a adultos, estaban rodeados de arcos, flechas y lanzas de piedra. ¿Un sepulcro de los iserak?


El valle de los sin cabeza


El valle de Nahanni se encuentra en los extensos Territorios del Noroeste en la esquina suroriental de Canadá, entre las montañas Selwyn y Mackenzie, recibiendo el nombre del río que fluye por él. El derrotero sur del Nahanni es conocido por sus espectaculares cataratas - las cataratas de Virginia - y el magnífico paisaje natural de la zona, que representa hoy en día un sitio de recreo para los remeros de canoa y kayakistas que desean explorar el rio.

Sin embargo, el valle de Nahanni se ganó la fama de ser un lugar maldito, o por lo menos un lugar encantado, al comienzo del siglo XX. Impulsados por la fiebre de oro de Klondike a fines del siglo XIX, los gambusinos probaron su suerte en los terrenos fragosos de Canadá, esperando descubrir el blando metal amarillo que les haría ricos. Algunos de estos tozudos pero mal preparados mineros desaparecieron sin dejar rastro, dando lugar a rumores y especulaciones de toda índole: que los valles y profundas hondonadas del Nahanni albergaban un paraíso templado que era celosamente guardado por nativos hostiles y presidido por una "reina blanca", siguiendo la tradición de H. Rider Haggard y Edgar Rice Burroughs.



Monstruos prehistóricos y vientos ululantes completaban el paisaje, hecho sustanciado por la presencia de dibujos de mastodontes y seres prehistóricos en el arte rupestre local. La imaginación creativa era capaz de llenar las numerosas cavernas de los desfiladeros de arenisca de la región con criaturas innombrables, pero...¿qué verdad se ocultaba tras el enigma?

En 1898, Jack Stanier y Joe Baird, dos gambusinos que se habían apartado de los que esperaban hacerse ricos en el Klondike, lograron contratar los servicios de un guía nativo que les ayudó a negociar los pequeños desfiladeros que rodean las cataratas de Virginia, llevándolos directamente a la fuente del rio South Nahanni. Los gambusinos se proponían entrar al valle, pero su guía sufrió una "pesadilla" que le hizo titubear, y se negó a guiarlos más allá. En 1905, William y Frank McLeod entraron al valle y regresaron con una botella llena de pepitas de oro. Regresaron a buscar más, acompañados esta vez por un ingeniero, y jamás volvió a saberse de ellos, hasta que una misión de rescate encontró sus cadáveres decapitados en 1908, colgando de los árboles. Desde aquel momento, el Nahanni adquirió su funesto nombre, "el valle sin cabezas".

La leyenda negra se crecentó tras la desaparición del gambusino noruego Martin Jorgenson en 1910. El esperanzado minero erigió una cabaña en las riberas del Nahanni que serviría de base a sus actividades de prospección. Aunque una carta indicaba que su misión había sido exitosa, Jorgenson jamás llegaría a disfrutar de su riqueza. Sus huesos fueron hallados a una docena de metros de las ruinas de su cabaña, agregando el detalle de que "una pistola cargada y lista para disparar" había sido hallada a su lado, como si el gambusino se hubiese decidido a defenderse contra fuerzas desconocidas. No obstante, nadie encontró su cráneo.

En su libro The Mysterious North (Knopf, 1956) el periodista Pierre Berton visitó el valle de Nahanni a petición del periódico Vancouver Sun y logró entrevistarse en 1947 con Willie McLeod, sobrino del gambusino desparecido. El segundo McLeod manifestó que los nativos ya no vivían en el valle y que se tomaban grandes molestias por evitarlo, internándose solamente en grupos. Otro gambusino, Bill King, advirtió a Berton que había visitado el valle en 1934, cuando un indio conocido como Big Charlie se ofreció a servir de guía. Pero el guía se sintió invadido por una sensación de pavor que le llevó a interrumpir el viaje. "Habíamos recorrido tal vez ciento setenta millas cuando decidió retroceder," dijo King. "Sintió miedo, supongo, aunque no sé de qué. Tuve que regresar con él, por supuesto".

¿Pavor repentino, o una visión de peligro inminente, como la que tuvo el guia de Stanier y Baird treinta y cinco años antes? Sería más importante, tal vez, preguntar si existen tribus de decapitadores en este paraíso natural. Otro criptozoólogo, Loren Coleman, nos informa en su The Field Guide To Bigfoot, Yeti and Other Mystery Primates Worldwide (Avon, 2000) acerca de un caso en 1964 en que el cazador John Baptist del asentamiento de Fort Liard se topó con un ser homínido desnudo al que describió como "de aspecto fornido y barbado". Se dio parte sobre seres de aspecto parecido en Fort Simpson - en las riberas del rio Mackenzie. Conocidos como nuk-luk o bosquimanos, es posible que estos seres primitivos sean los responsables de la siniestra reputación del valle de Nahanni.

Los enigmáticos toonijuk

La investigadora Katherine Scherman, cuyas labores la llevaron al norte del círculo polar como parte de una misión científica organizada por la ornitóloga Rosario Mazzeo, nos ofrece detalles fascinantes sobre los enigmáticos toonijuk en su libro Spring on an Arctic Island (Little,Brown,1956). La evidencia de la ocupación de esta región septentrional de las Américas antes de la llegada de los inuit se remonta 10,000- 17,000 años, y se le conoce como la tradición paleoartica. La evidencia física consiste mayormente de artefactos de piedra - microlascas y bifrontales diminutos - hallados en lugares que van desde Alaska a la isla Baffin, donde corresponden a la cultura Pre-Dorset, expulsada del noreste de Canadá y Groenlandia por los recién llegados.

"Los toonijuk", escribe Scherman, "no eran esquimales y nadie sabe a ciencia cierta quienes era ni cuál fue su suerte. Los esquimales aseveran que eran muy grandes, y con costumbres extrañas y asquerosas". Entre dichas costumbres figuraba una preferencia por la carne podrida y el uso de pieles animales sin curtir. Scherman visitó la isla Bylot al otro lado del estrecho que la separa de la gran isla Baffin. Según sus anfitriones, Bylot contenía los restos de un campamento o asentamiento de los toonijuk. La investigadora se quedó sorprendida por la profundidad a la que se habían hundido las piedras de soporte en el permafrost, sugiriendo que los toonijuk tenían fuerzas prodigiosas o herramientas más avanzadas que la piedra y los huesos de reno. La tradición esquimal sostiene que la desparecida raza de gigantes degenerados era capaz de levantar piedras de gran tamaño. Las ruinas del asentamiento también contenían restos de costillares y mandíbulas de ballenas, y Scherman fijó su atención en un túmulo que contenía huesos humanos de gran tamaño, que pudieron haber sido los de un toonijuk. No se realizaron esfuerzos adicionales por investigar el sitio, puesto que la expedición no disponía de personal capacitado para ello. Los toonijuk, concluye la autora "son figuras nebulosas en la memoria de otra raza primitiva que tampoco dispone de escritura ni historia".

En la actualidad, la isla Bylot es un santuario de aves polares bajo la administración de Parks Canada, el servicio forestal canadiense, y el campamento de los toonijuk forma parte del Parque Nacional Sirmilik, establecido en 1992. Desconocemos la suerte del túmulo descrito por Scherman. En 1961, el antropólogo francés B.S. d’Anglure se propuso buscar una necrópolis inuit hallada por el meteorólogo F.F. Payne a mediados de 1880, pero las tumbas eran tan numerosas que no pudo localizar la que le interesaba. En Groenlandia, al otro lado de la bahía de Baffin, ha sentido la presencia seres del tipo yeti desde 1930; en 1974 el cientifico Turgo Sondheim tuvo la osadía de sugerir la posibilidad de que dichos seres humanoides, y los objetos no identificados vistos por pilotos de la Real Fuerza Aerea Danesa, procedían de una civilización oculta en una región inexplorada de la isla.

Wednesday, June 08, 2016

El OVNI de Ellicottville: ¿Nave Espacial o Aparato Militar? (1994)



[Artículo que aborda un incidente de posible UAV / RPV (Vehículo Pilotado a Control Remoto) que tomó lugar en el oeste del estado de Nueva York en el verano de 1994. El texto apareció anteriormente en la revistas, Engima! Brightlights-Puerto Rican Ufologist e Inter Alia.]

El OVNI de Ellicottville: ¿Nave Espacial o Aparato Militar?
Por Scott Corrales

El duro invierno de 1993-94 ocasiono dificultades a traves de todos los EE.UU., con la excepcion de ciertas comunidades que dependen de las grandes nevadas para atraer a los entusiastas de los deportes de invierno. El pequeño poblado rural de Ellicottville, N.Y., es uno de estos pueblos, considerado como la capital del esquí en esta región del país, atrajo a miles de esquiadores esta temporada, y tal vez sirvio de iman a otros visitantes no tan interesados en la nieve.

El 6 de febrero de 1994, un domingo soleado y frío, habría sido un día m s en la temporada de no haber sido por los pasajeros de un auto en la Carretera 219 al norte de Ellicottville, que se fijaron en un objeto singular que se desplazaba a traves del cielo aquella mañana. El objeto permanecio suspendido sobre los arboles cerca, y los testigos se dieron cuenta que no podían oír el ruido de las hélices de lo que habían tomado por un helicóptero.

El extraño aparato, de forma larga en vez de cilíndrica u ovalada, parecía "una persona con un cohete de espalda", según uno de los testigos. Algo parecía colgar del fondo, con cosas saliendole del lado. Su color era completamente negro.

Los testigos prosiguieron su viaje después de la repentina desaparición del extraño ingenio, pero m s tarde ese mismo día, otros vecinos de la comarca afirmarían ver un número de helicópteros militares tipo "Huey", sobrevolando la región de Ellicottville por largo tiempo. La Instalación de Aviación Militar en Niagara Falls, N.Y. admitió que tres de sus helicópteros efectivamente habían sobrevolado la zona, so pretexto de un ejercicio de entrenamiento con fuerzas del ejército canadiense. Pronto comenzaría a correrse la voz que la Guardia Nacional había emprendido una búsqueda del misterioso ingenio volador. La situación habría quedado ahí de no haber sido por la aparición de la noticia sobre el supuesto ovni en el periódico Special Effects de Ellicottville. La reportera Carol Fisher afirmo que un número de personas se había comunicado con su oficina, alegando haber visto el mismo aparato ese día, además de otros avistamientos m s inquietantes todavía.

A las tres de la mañana del día del avistamiento inicial, los ladridos de sus perros guardianes despertaron a Tony Miranda, vecino de Ellicottville, quien salió a investigar el motivo de la agitación de sus animales. "No me fijé en la luz, al principio. Salí con una linterna eléctrica, revisando aquí y allá, rodeando el edificio hasta que me fijé de repente en aquella cosa en el camino, que se balanceaba como si estuviese borracha, apuntando un rayo de luz hacia la antena parabólica de TV sobre mi casa. Pude escuchar un sonido verdaderamente precioso, como el de una catarata. Entré de nuevo en la casa a buscar una cámara, y retraté el objeto desde la ventana de mi sala hasta que subió a desaparecer entre las nubes. Al pasar al lado del espejo del baño, me fijé en que los lentes de tinte gris de mis gafas estaban m s oscuras que nunca, como si hubiesen sido sometidas a una luz fortísima". Una impresionante fotografía acompaño sus declaraciones a la prensa local.

El testimonio de Miranda no fue único: otra persona que estaba efectuando reparaciones a su automóvil a esas horas afirmo ver un haz de luz que barrio el valle entero desde el cielo; una vecina de Irish Hill Road dijo haber visto muchísimas luces extrañas en el rea; un oficial de la policía que rehusó identificarse alego haber visto luces extrañas y un ruido extraño a esa misma hora. Cinco niños a trineo en la cuesta de Fox Ridge dijeron haber visto un ser extraterrestre, pero no se pudo conseguir m s información sobre la presencia de posibles alienígenas en la zona.

La situación se complicaría aún m s cuando representantes de la Fuerza Área se aparecerían en la casa de Tony Miranda exigiendo la entrega del negativo de la foto tomada al extraño objeto. Le explicaron que no tenía m s remedio, ya que se trataba de un "asunto de seguridad nacional", y que había retratado un "artilugio meteorológico".

La Fotografía Misteriosa

La confiscación del negativo de la fotografía del "boomerang" por la Fuerza Área tendría un desenlace sumamente extraño. Días después, Tony Miranda descubrió un sobre de papel manila depositado sobre el asiento de su camioneta: dentro del sobre, Miranda encontró una impresionante foto que mostraba la luz proyectada por el insólito ovni triangular a través de las nubes nocturnas. El dorso de la imagen leía: "Tony--esta foto fue tomada aquella misma noche desde la carretera 242, la colina detrás s de tu casa. ¡Adiós! (firma) Un Amigo." La foto iba acompañada por una pequeña piedra "ojo de tigre", cuyo significado, si es que tiene alguno, se ignora.

El fenómeno ovni tiene un historial bastante largo en esta zona rural y despoblada del estado de Nueva York. En los años '50, el automóvil de una familia de la región fue perseguido por un ovni mientras que viajaban a través de la aldea de Ashford Hollow. "El aparato bajo del cielo para pegarse casi al frente de nuestro auto," recuerda un testigo presencial. "Parecía querer jugar con nosotros. Si nos deteníamos, "aquello" se detenía también. Si nos poníamos en marcha, nos seguía. Jugamos con él unos 20 minutos hasta que decidimos seguir nuestro camino." Otro vecino recuerda que a mediados de los años '70, un objeto con forma de cigarro se posó sobre York Merit, y que fotografías del aparato fueron publicadas en el periódico de la ciudad de Salamanca, N.Y.

Otra residente del pueblo se comunicó con Hank Dubey, editor del periódico, diciéndole que había experimentado un "sueño profético" en diciembre del '93 y que los informes del periódico parecían confirmar su sueño, en el cual "extraterrestres" descendían sobre Ellicottville. Dicha persona, quien afirma tener poderes síquicos, comunico al Sr. Dubey que los extraterrestres estaban buscando un sitio en el cual llevar a cabo su aterrizaje en masa dentro de uno o dos años.

Puesto que no existe un avión con la configuración exacta del objeto visto sobre Ellicottville, los esbozos preparados utilizando el testimonio de docenas de personas indican que se trata de un ovni con forma de "boomerang" (observados en Pennsylvania en 1990 y en la Florida en 1993), que bien podría ser un prototipo militar tripulado o una plataforma no-tripulada. El esbozo apareció en la edición del 4 de abril de Special Effects, haciendo que muchos recordasen avistamientos previos del mismo aparato.

Acrobacias Áereas

Entre los ya numerosos testigos del "boomerang de Ellicottville" figura la muy interesante Sra. E, cuyas experiencias con objetos voladores extraños se remontan 18 años. A mediados del mes de abril, E. llego a ver tres objetos extrañamente iluminados sobrevolando su casa, en las afueras del pueblo. Las luces--entre ellas la distinguible silueta de ovni triangular--ejecutaron un baile nocturno claramente dirigido a ella. La señora se acercó a su auto, del cual extrajo una linterna que utilizo para hacer señales en clave morse a los objetos. Sorprendentemente, el "boomerang" respondió a sus señas por m s de una hora. Cansada del sorprendente juego, E. decidió entrara su casa. En un abrir y cerrar de ojos, el "boomerang" había descendido casi sobre las copas de los árboles circundantes. Fue entonces que la señora sintió miedo, pero pudo fijarse en ciertos detalles de importancia: una luz verdosa emanaba del centro del aparato, tal vez desde una fuente de potencia. El tamaño del objeto era comparable al de "dos tractocamiones unidos de cola a cola" o "cinco automóviles de pasajeros en fila."

Los avistamientos de objetos no-identificados con la configuración que asemeja la célebre arma voladora de los aborígenes australianos no se limitan a la región de Ellicotville, aunque parecen confinarse a ciertas latitudes: en 1991-92, la población de Williamsport, PA se vio asediada por un número de ovnis de este tipo. Los "boomerangs" de Williamsport se caracterizaron por sonido alto y agudo que asemejaba el ruido hecho por un ferrocarril, o según algunos, el ruido hecho por la nave nodriza de la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (!). Al igual que en Ellicottville, los vehículos se desplazaban muy lentamente y a alturas muy bajas. El tamaño de los mismos fue calculado entre 100 a 600 pies de eslora.

Los "boomerangs" produjeron un sinnúmero de efectos físicos sobre los testigos presenciales en Williamsport, PA: algunos de ellos experimentaron resfriados inmediatamente después del avistamiento, otros se sintieron letárgicos por hasta tres semanas, perros y otras mascotas mostraron señas de comportamiento fuera de lo común, mientras que los enseres domésticos sufrieron la perturbación electromagnética que se ha sido asociada con el paso de un ovni a baja altura a través de la historia del fenómeno. Queda por ver si los objetos surtir n los mismos efectos sobre los
habitantes de Ellicottville, NY.

Tampoco debe olvidarse el célebre "Ala de Westchester", el ovni tipo boomerang visto repetidamente a lo largo del Rio Hudson cerca de la ciudad de Nueva York. El gran número de avistamientos que se tomaron lugar fueron recopilados en el libro Night Siege por P. Imbrogno y J.A. Hynek. Los "boomerangs" han jugado un papel de importancia en el número de avistamientos de no-identificados en la región de Pittsburgh, PA durante los primeros meses de 1994. En un caso sucedido en West Newton, PA el testigo experimento síntomas físicos parecidos a los de una gripe casi
inmediatamente después del avistamiento--al igual que lo sucedido en Williamsport casi tres años antes.

¿OVNIS o USAF?

Pero no todos están de acuerdo con la posibilidad que las extrañas luces sobre Ellicottville tengan un origen extraterrestre. El alcalde John Burrell declaro a la prensa que: "El gobierno de los EE.UU. ha estado probando el bombardero Stealth por m s de 20 años, sin embargo, lo vino a utilizar en la guerra del Golfo Pérsico. Creo que la gente está viendo aviones experimentales siendo probados por el gobierno".

La Fuerza Área ha declarado que prototipos de aviones de tecnología avanzada para la siguiente generación de la aeronáutica se encuentran en desarrollo. Entre ellos se destacan los RPV (Remotely Piloted Vehicles--Vehículos Piloteados a Distancia), capaces de cambiar de dirección repentinamente. Los RPV serían descendientes de tercera o cuarta generación de los proyectiles crucero desarrollados durante los años '70. Aunque su valor estratégico puede quedar en entredicho, no cabe duda que sus ventajas como arma psicológica serían formidables en el campo de batalla. Esto lo ha demostrado el F-119A en la Guerra del Golfo: los iraquíes quedaron atemorizados por el contenido de miles de papeletas que cayeron del cielo, informándoles que serían destruidos en la noche por "Shaba, el fantasma". La destrucción silenciosa de las instalaciones de radar por el caza "Stealth" afirmo el valor psicológico de dicho género de armas.

No obstante, algunos investigadores veteranos, así como Stan Gordon, fundador del desaparecido grupo PASU, opinan lo contrario. "Hay demasiados avistamientos de ovnis triangulares para descartarlos meramente como experimentos del gobierno," señala Gordon. "Los protocolos para vuelos de prueba de la USAF exigen que cualquier prueba a baja altura se desempeñe en un rea de prueba designado. Es posible que se hayan sobrevolado algunas comunidades civiles para comprobar las reacciones del público, pero el número de encuentros cercanos con ovnis de dicha configuración, a nivel mundial, va m s allá de lo que permitiría cualquier militar en su sano juicio".

La población de Ellicottville está a la espera del resultado del análisis de un video tomado del ovni en movimiento, a ser realizado por MUFON. Muchos se preguntan qué ha motivado predilección del fenómeno por su comarca. Sin embargo, los comerciantes de la comunidad mantienen una actitud positiva: "Como todo el mundo que viene a Ellicottville, llegaron en plan de negocios y acabaron por divertirse".


Novedades en el cielo: los UAV autónomos de la US Navy



Novedades en el cielo: los UAV autónomos de la US Navy

Por Scott Corrales (c) 2016

Desde hace años se viene advirtiendo a los interesados en el fenómeno OVNI de los grandes avances realizados en la tecnología militar, que ahora puede llenar el cielo de objetos extraños cuya procedencia no es de Rigel, sino de Raytheon. La primera advertencia de este tipo provino de Jacques Vallée en su libro Revelations, en el que hace la siguente observación:

"Durante la fracasada misión Desierto Uno en abril de 1980, organizada por el régimen de Carter en un heróico intento de rescatar a los rehenes norteamericanos en Teherán, algunos testigos afirmaron haber visto discos parecidos a OVNIS. Se comentó que eran plataformas para armas no mortiferas, capaces de paralizar o de incapacitar, de otro modo, a los guardias iraníes. La clave secreta para este aspecto del operativo llevaba por nombre Snowbird [nombre muy circulado entre los ovnilogos de los '90 - SC] y que Richard Secord y Oliver North [funestas presencias de la inteligencia militar de EEUU, conocidos por su participacion en el enredo Irán-Contra de los '80] habían formado parte del equipo de planeación. [...] ¿Qué mejor encubrimiento para semejante aparato, si efectivamente son probados en Dreamland, que el fenómeno OVNI en sí? ¿Existe acaso un mejor medio de decepción que los grupos de 'verdaderos creyentes' que ya están convencidos de que los extraterrestres están a punto de aterrizar?" (Revelations, 1991).

Para 1995, el Pentágono nos sorprendía con otro ingenio volador, el Dark Star, uno de tres vehículos aéreos no tripulados entre los que figuraría el mortífero Predator, el drone que ha cobrado tantas vídas en Oriente Medio con sus cohetes Hellfire. Dark Star, por su parte, era capaz de confundir al espectador que lo mirara de canto o de frente como una especie de "platillo volador", aunque visto desde arriba o abajo, su forma casi circular era interrumpida por alas extensas en cada extremo.



El investigador Steve Douglas manifestaría lo siguiente en su escrito "Encuentros cercanos en Roswell" en el primer número del boletín ARCANA MUNDI en el 2003:

"En 1993, recibí un vídeo por correo que había sido tomado por dos agentes de la policía de Los Angeles durante una visita a Groom Lake. El vídeo presenta un insólito artefacto de forma triangular que sobrevuela las montañas que rodean al Area 51. ¿Se trataba del TR-3A? Sólo los militares lo saben con certeza. Nuevamente, mientras que asistía a Roving Sands en 1997, tomé pietaje diurno de dos artefactos triangulares que volaban en formación sobre el CHISUM VOR. Aunque guardaban un parecido con mi avistamiento inicial, estos triángulos eran más rápidos y ruidosos. La primera vez que el público estadounidense escuchó la designación TR-3A fue en octubre de 1990. Aún existen dudas sobre si esta es la verdadera designación del avión. Se piensa que las letras "TR" en "TR-3A" significan Tactical Reconaissance (reconocimiento táctico), mientras que "3A" es supuestamente la designación numérica asignada por el departamento de Defensa. El avión espía U-2 de la Lockheed evolucionó hasta convertirse en un aparato de reconocimiento táctico denominado TR-1. Se piensa que el TR-3A representa la próxima generación de este tipo de avión militar. Sin embargo, si una persona llegara a escuchar gente hablando sobre el "TIER-3 UAV" podría pensar que hablaban del TR-3. ¿Era en realidad el TR-3A un prototipo del avión de reconocimiento Dark Star Tier 3? Nadie lo sabe, pero algunos especulan que la designación estuvo reservada para un avión de reconocimiento euroestadounidense denominado "EGRET". Dada su configuración táctica, se cree que la misión del TR-3A consiste en encontrar objetivos de localización dificultosa, como silos de proyectiles y bunkers de mando, iluminándolos con un rayo láser y permitiendo que el F-117 A les destruya con "bombas inteligentes" guiadas por radar. Debido a sus excelentes cualidades sigilosas, el TR-3A puede esperar a gran altura sobre el terreno enemigo, reconociendo la zona antes del ataque de los F-117A. Trabajando juntos, el TR-3A y el F-117 pueden tener un efecto devastador sobre las facilidades de mando y comunicación del enemigo, permitiendo que bombarderos convencionales ataquen otros blancos con poca oposición. Muchos entusiastas de los aviones sigilosos han observado que los pilotos del F-117 llevan parches en sus uniformes que rezan "Team Stealth" (equipo sigiloso), posiblemente sugiriendo que los F-117 y los TR-3A trabajan como equipo para destruir objetivos de gran valor. El TR-3A podría utilizarse también junto con otros aviones militares como el B-1 ó el B-52."

A comienzos de la década de los '00 comenzaron a verse supuesto "ovnis" que correspondían más a la tecnólogía puntera, como el "Broomstick" ("Escoba") diseñado por la empresa AeroEnvironment, conocida por su vehículos Pointer y Pathfinder, utilizados ampliamente en la guerra de Afganistán (http://www.aerovironment.com/news/news-archive/awpointer.html)

Y ahora esto - un comunicado de la Oficina de Investigación Naval sobre un dispositivo capaz de lanzar "enjambres" de drones autónomos que asemejan las fotografías y vídeos de ovnis que se han circulado en años recientes.


Office of Naval Research
Corporate Strategic Communications
875 N. Randolph St., #1225-D
Arlington, Va., 22203-1771

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA: 14 ABRIL 2015

NATIONAL HARBOR, MD - Se avecina una nueva era en la autonomía y los sistemas no tripulados. Los funcionarios del Office of Naval Research (ONR) anunciaron hoy las demostraciones de la tecnología reciente de enjambres de vehículos aéreos no tripulados (UAV), que forman parte del programa de Tecnología UAV de Enjambre a Bajo Costo (LOCUST).

LOCUST puede lanzar un enjambre de UAV simultáneamente para abrumar al enemigo. El despliegue de enjambres de UAV ofrece a los marineros y Marines una ventaja táctica decisiva.

"Las demostraciones recientes son un paso significativo en vía a la demostración del lanzamiento de un enjambre de 30 UAV autónomos desde un navío de guerra", dice Lee Mastroianni, gerente del programa para ONR.

El Programa LOCUST incluye un lanzador con base en tubo que puede lanzar UAV al aire en sucesión rápida. Esta tecnología de vanguardia utiliza el intercambio de información entre los UAV, permitiendo un comportamiento autónomo colaborativo en misiones ofensivas o defensivas.

Puesto que el lanzador y los UAV en sí tienen una impronta pequeña, la tecnología permite el lanzamiento de enjambres de UAV compactos desde barcos, vehículos tácticos, aviones u otras plataformas no tripuladas.



Las demostraciones de la ONR, que tomaron lugar a lo largo del mes pasado en sitios múltiples, incluyeron el lanzamiento de los UAV "Coyote" capaces de cargar una variedad de cargas útiles para distintas misiones. Otra demostración de nueve (9) UAV logró la sincronización y el vuelo en formación totalmente autónomo de estos aparatos.

Los funcionarios de ONR apuntan que mientras la autonomía de LOCUST es de vanguardia en comparación con los UAV dirigidos a distancia, siempre habrá un equipo humano vigilando la misión, capaz de tomar control según sea necesario.

Monday, May 23, 2016

Triángulos Misteriosos: OVNIS sobre Manchuria



Triángulos Misteriosos en Manchuria
por Scott Corrales (c) 2016 para Arcana Mundi

A pesar de tratarse del país más populoso del mundo, y el tercer más grande en extensión territorial, sabemos muy poco de la ovnilogía en China. No quiere decir que la república socialista sea como la “caja negra” de Noam Chomsky, cuyo contenido se puede inferir pero nunca saber a ciencia cierta: en los ’70 circuló el libro Extraterresters en China de Shi Bo, traducido al francés y posteriormente al portugués. En los ’90, Paul Dong publicó otro libro sobre los ovnis y fenómenos relacionados en su país, obra que tuvo gran aceptación.

Ahora, en plena era internáutica, nos es posible saber precisamente qué sucede en determinado país con sencillamente hacer clic sobre una tecla, algo que sonaba a ciencia-ficción hace tres décadas o más. La información sobre los eventos que tomaban lugar en una sociedad “cerrada” como la China maoísta era escasa o mayormente propaganda del estado. Conseguir datos exactos era una tarea para el espionaje, “el juego de las naciones”, y parece ser que las agencias de inteligencia estadounidenses sintieron gran interés por un avistamiento de objetos voladores no identificados en la década de los ’50 – triángulos voladores de procedencia inexplicada – durante el conflicto en la península coreana, durante el cual la República Popular China respaldaba al bando de Kim Il Sung.

El 23 de abril de 1953, durante los últimos días de la guerra, cuatro interceptores F-86 se encontraban en plena misión de bombardeo sobre Corea del Norte. La misión ostentaba el código JOHN RED y su delicado propósito se vería interrumpido por algo totalmente inesperado, según lo captura un documento desclasificado:

“…a las 15:00 horas, el vuelo detectó lo que parecía ser una formación de 20 a 25 objetos triangulares sobre las coordenadas UTM XE2250. Dichos objetos estaban a una altura de aproximadamente 30,000 pies, y la distancia entre las fuerzas amistosas y dichos objetos era aproximadamente 5 millas. Las condiciones meteorológicas en dicho momento eran CAVU (cielo y visibilidad ininterrumpidas).
“Los objetos fueron descritos como de configuración triangular. En la opinión de las fuerzas amistosas, tenían el aspecto de grandes cometas, aunque no podía verse ninguna clase de cuerda o cabos colgando de los mismos. Aproximadamente 5 a 10 de los objetos disponían de lo que asemejaban ser discos circulares o globos. Debido a la distancia, las fuerzas amistosas no fueron capaz de determinar la profundidad de los objetos (ver el boceto anexo). Los objetos se mantuvieron visibles durante aproximadamente 30 segundos sin el uso de prismáticos y parecían mantenerse estáticos durante la observación. En aquel momento, los F-86 volaban a una velocidad de .93 Mach. Los pilotos consideraron que tales objetos pudieron haber salido del aeródromo Antung, puesto que el viento provenía de dicha dirección al momento de producirse el avistamiento. La aparición de aviones hostiles en la zona puso fin a cualquier observación posterior”.




Siempre dispuestos a seguir la vertiente conservadora, a pesar de la “fiebre platillera” del momento, los operativos de ATIC (Air Technology Intelligence Center), se limitaron a opinar que “hemos tomado nota de las actividades de vuelo de los comunistas chinos anteriormente. El uso de reflectores de radar elevados por globos es completamente posible, pero en este momento no podemos determinar el motivo de tales acciones. Tales equipos pueden ser lanzados por el enemigo para verificar los patrones de contacto de los radares, o verificar las condiciones del viento en las altas capas de la atmósfera”.

Sin embargo, hay otro documento posterior que indica que no se trataba de la primera vez que los aliados enfrentaban un fenómeno parecido. El capitán Kenneth Ebersole, comandante de destacamento y el militar encargado de redactar el informe, agrega los siguientes comentarios:

“1. El vuelo que hizo dicho avistamiento consistió en el mayor R.L. Bruce, el 2do Tte. J.R. Kidd, el 1er Tte. F.G Dupree y el 1er Tte. Dozier. El personal de inteligencia militar del 4to Ala de Interceptores de Combate considera que todos estos pilotos son observadores fiables.
“2. El 19 de abril de 1953, otro piloto de F-86 observó artefactos aparecidos a 30,000 pies sobre la desembocadura del rio Yalú. Dijo que los objetos eran cometas de gran tamaño. Los días 14, 19 y 21, los pilotos de enlace del ejército observaron objetos voladores no identificados en el cuadrante CT 2030. Dichos objetos estaban a una elevación de 5,000 a 10,000 pies. Según las descripciones ofrecidas, los objetos fueron evaluados como grandes cometas.”




La tradición – y el amor – oriental por volar cometas se remonta al quinto siglo antes de la era común, y descripciones de estos aparatos voladores aparecen en los escritos de filósofos chinos de la talla de Mozi y Lu Ban, y nunca persiguieron fines bélicos. De hecho, el único uso militar dado a las cometas ocurrió durante la segunda guerra mundial, cuando la Alemania nazi diseñó el Fa 330 Bachseitze, híbrido de autogiro y cometa. ¿Cabe la posibilidad de que los cometas hayan sido objetos verdaderamente no identificados? No podemos afirmarlo a ciencia cierta, pero sabemos que la guerra de Corea fue un hervidero de actividad ovni durante sus tres años de duración. Me permito agregar el siguiente extracto de mi trabajo “Los soldados hablan: OVNIS en el campo de batalla” (http://arcanamundiblog.blogspot.com/2012/02/los-soldados-hablan-ovnis-en-el-campo.html):

La región del “triángulo de hierro” de Chorwon parecía tener un atractivo especial para los no identificados. En 31 de mayo de 1952, soldados estadounidenses afirmaron ver una “estrella fugaz que caía desde lo alto antes de ascender nuevamente en un ángulo de cuarenta y cinco grados”. Según los soldados el objeto se desplazaba hacia el noreste a ciento cincuenta millas por hora, emitiendo un sonido pulsante. Posteriormente, un informe de la inteligencia de aviación (Air Intelligence) declararía que un interceptor F-94 hizo lo posible por interceptar al “intruso”, describiéndolo como “redondo, de dimensiones desconocidas, color blanco brillante, y sin señales de tener un escape”. A diferencia del objeto que atacó a los soldados un año antes, este tomó medidas para evadir al F-94, esquivándolo a treinta mil pies de altura. “El objeto”, manifiesta el informe, “tenía una velocidad, capacidad de ascenso y viraje tan buena como la del F-94”. La persecución del interceptor estadounidense hubiese proseguido, pero el objeto aumentó su velocidad a 450 nudos por hora.

Richard F. Haines, afamado experto de la aeronáutica relacionada al fenómeno ovni, presenta otro caso relacionado con la presencia de objetos desconocidos en el teatro de guerra: precisamente en 1952, el alto mando de la USAF en Japón informaba que uno de los pilotos del 18vo Grupo de Cazabombarderos había avistado un objeto “negro, con forma de moneda, siete veces más ancho que su grosor, diámetro estimado de 15-20 pies” realizando una maniobra de descenso clasificada como “irregular”. El intruso se acercó al avión militar antes de desaparecer en el interior de una nube. No se emitió ninguna orden para perseguirlo.”

El incidente de los supuestos cometas tiene un final curioso. El expediente que incluye los bocetos e informes culmina en una carta anónima procedente del Observatorio McMillin (antigua instalación astronómica de la universidad estatal de Ohio, EE.UU. que cerró sus puertas en 1968) y con fecha del 22 de junio de 1953. Está dirigida al teniente Robert Olsson de la base aérea Wright-Patterson – conocidísima por su papel preponderante en los primeros días del fenómeno ovni y por su “hangar 18” – y su autor manifiesta su conocimiento del caso coreano y otros hitos de la ovnilogía temprana. Reproduzco los párrafos de interés:

“Ahora pasamos a los casos interesantes: el caso coreano del 20 de abril ciertamente merece seguimiento. Esto viene a ser casi un asunto de seguridad-inteligencia, y desde luego me gustaría conseguir más información al respecto. ¿Qué tal si envías unos cuantos formularios “A” a Corea? De hecho, este asunto debería haber sido investigado por los oficiales de inteligencia.
“[OVNI] sobre la base Pepperell AFB el 2 de mayo: Este caso guarda algunas semejanzas con el antiguo caso Gorman. Necesitamos un informe más extenso y formularios “A”
“San Antonio, 7 de mayo: Guarda muchas semejanzas con las “luces de Lubbock” y debería remitirse un formulario “A”, si es que no se ha hecho ya”


Los expedientes desclasificados por la CIA en 1979 manfiestan el interés oficial por estos objetos de configuración triangular: en 4 de octubre de 1955, en horas de la noche, un agente que viabaja por tren en un punto de Europa que no se especifica, da parte a sus superiores sobre un objeto triangular "cuyas dimensiones son comparables a la del caza [OMITIDO], de forma achatada y con forma de triángulo equilátero. Dicho objeto salió despedido de su punto de lanzameinto, "realizando no menos de tres, y no más de siete, espirales en el aire, ascendiendo con rapidez en un ángulo de 45 grados." El agente añade que durante el avistamiento, compartido por los pasajeros en el vagón, uno de los auxiliares del tren entró a cerrar las cortinas, sacudiendo la cabeza.

La actividad ovni en esta parte del mundo no concluiría con el cese de hostilidades. En el mes de junio de 1955, Li Zheng, un ingeniero geólogo de la provincia de Zheijiang, remitió una misiva al antes citado autor Shi Bo, describiendo la aparación de un objeto esférico a plena luz del día (15:40 horas) en un día de verano espléndido y sin nubes. El testigo y sus amigos, que nadaban en una piscina, presenciaron como el objeto cruzaba el cielo a una altura de 1000 metros, pasando directamente sobre el estanque. "Era grande como la luna llena", escribe el ingeniero, "su velocidad era menor a la de un avion. Al cabo de tres o cuatro minutos, el objeto se dirigió hacia el suroeste. Durante toda la observación, no escuchamos ruido alguno."

Li Zheng tendría la suerte de tener un avistamiento en años posteriores. En el verano de 1960, mientras que sembraba soja con otros miembros de la Comuna Popular, presenció un objeto centellante sobre una colina a una distancia de 400 metros, "tan grande como una bola de baloncesto, lanzaba luces muy fuertes que no permitian mirarlo directamente. Grité, y los demas también vieron el objeto. Tres niños corrieron hacia la colina para ver el objeto mejor, pero este comenzó a elevarse. Casi inmedtiatamente, desapareció".

En 1956, Su Qingshen tendría su propia experiencia inolvidable. A las nueve de la noche en el mes de octubre, según relata, se encontraba haciendo gimnasia con sus camaradas cuando sus ojos se fijaron en dos objetos voladores luminosos, volando en formación "con rumbo a la puerta de la paz en Pekín," como agrega el testigo.Los objetos lanzaban una luz azulada y se mantuvieron visibles por unos cinco minutos.

Thursday, May 19, 2016

1967: Un OVNI de naturaleza incierta



1967: Un OVNI de naturaleza incierta

La oleada OVNI de 1967 fue una de las más intensas del hemisferio occidental, con una avalancha de casos que abrumaron a los investigadores de las organizaciones privadas de EE.UU. (NICAP, APRO) y la investigación militar, representando la continuación de la oleada de 1966, que incluiría no solamente encuentros con humanoides sino incidentes en que los no-identificados interferirían con misiles atómicos, justo cuando los proyectiles balísticos intercontinentales Minuteman alcanzaban sus cifras más altas (1000 armas, según los expedientes de la NICAP).Uno de los documentos de la fuerza aérea estadounidense, parte de un acervo sin clasificar correctamente pero perteneciente al proyecto “Libro Azul”, contiene un interesante apartado que reza así:

3 de abril de 1967 – Un objeto no identificado sobre Pittsburgh.

REGISTRO DEL PROYECTO 10073 (reactivación del proyecto Grudge)

1. Fecha / Hora y Grupo: 3 de abril ’67 04/00552
2. Lugar: Pittsburgh, Pennsylvania Testigos: 2
3. Personal: Civil
4. Número de objetos: Uno
5. Duración del encuentro: 10 minutos
6. Clase de observación: Visual desde tierra
7. Rumbo: NE-Oeste
8. Fotografías: No
9. Evidencia física: No
10. Conclusión: Posible aeronave
11. Breve resumen y análisis: Expediente del caso SWE



DESCUBREN PLATILLO VOLADOR DE MARTE

"Una inspección in situ del Instituto recientemente verificó la existencia de un “Platillo volador de Marte”, que ha sido responsable de muchos avistamientos OVNI en la zona de Pittsburgh, Pennsylvania (EEUU). El objeto es un avión publicitario Citabria Champion, pilotado por Fred Eiler desde el aeródromo de Culmerville. El aparato ostenta el calificativo “Pa” (Pennsylvania) en letra pequeña justo después de la palabra “Mars” (Marte – nombre de un poblado al norte de Pittsburgh). El señor Eiler es el dueño de AAA Sky Ads, Inc.



El Citabria (cuyo nombre deletrea la palabra “airbatic” al revés) tiene una eslora de 36.5 pies (11.2 metros) y por lo general vuela a una altura de 1000 pies (300 metros) y a una velocidad de 70 mph (112 kph) y puede mantenerse en el aire por más de cinco horas. Por debajo de las alas ostenta una armazón de alambres que lleva soldada siete hileras de bombillas CM5L, del tamaño de la bombilla de una linterna de pilas. Una cinta pesada con perforaciones deletrea un mensaje, circulando a través del interior del avión, que hace que las bombillas se iluminen en una determinada secuencia para hacer que el mensaje se mueva a lo largo de las luces. A veces se utiliza una sirena instalada debajo del avión para llamar la atención.

Con el viento en contra, a una velocidad aérea de 30 mph, el Citabria puede dar el aspecto de estar detenido en el aire. Visto de canto, sus luces, que se mueven de un lado otro, dan la apariencia de un objeto achatado con una hilera de luces en torno a su orilla. El motor del avión es inaudible a la distancia desde la cual se pueden ver las luces con facilidad. Por ende, muchas personas informan haber visto un objeto silencioso con forma de disco y con un borde rotativo cubierto de luces distribuidas equitativamente. Cuando el avión vuela directamente hacia el testigo, o si se aleja del mismo, especialmente en una atmósfera brumosa, su aspecto puede ser bastante tenebroso. Según declaran algunos informes puede “definitivamente no parecerse a ningún aparato convencional”.

Acto seguido, firma el Tte. Coronel Smith, quien solicita “la dirección y velocidad del viento para Pittsburgh, Pennsylvania el 3 de abril de 1967 a las 20:00, hora del este.”

El caso de Pittsburgh, PA del 3 de abril de 1967 daría lugar a un memorándum tajante por parte de nadie menos que Héctor Quintanilla, director del proyecto Libro Azul:

“La evaluación de ‘aeronave” en esto resulta absurda, si hemos de concederle fiabilidad alguna a la cordura y confiabilidad del testigo. De haber sido una ‘aeronave’ entonces creó en la mente del testigo una fantasía total, puesto que según lo expresa el testigo, “no hay objeto que haya visto jamás que se compare al que vi, ni que pudiera comparársele.”
“La declaración de que el “objeto no se movía salvo cuando el testigo se desplazaba en su auto,” incluida en Libro Azul, es totalmente incorrecta, si hemos de creer en lo dicho por el testigo. El testigo manifestó que el objeto repentinamente aceleró y se alejó, ‘y cuando se acercaba a mí, solo tenía una luz roja y vibrante visible’. Al respecto de esta luz, manifestó el testigo, ‘no existe nada que yo conozca, o que haya visto, con luces rojas que fuesen tan vibrantes o brillantes”.



Finalmente, el testigo sintió miedo porque el objeto parecía abalanzarse sobre su auto, aclarando que no produjo sonido alguno. A menos que uno esté dispuesto a tildar todo esto de alucinación, y
que no hubo ningún objeto físico presente, la explicación de ‘aeronave’ sencillamente no se ajusta.

Este caso es lo suficientemente interesante para mí como para entrevistar a los testigos en persona, ya que eran dos y no solamente uno como se ha manifestado. Eran independientes y hablaron sobre el encuentro únicamente después de que cada uno lo vio por separado.

Realizaré una investigación personal y daré parte más tarde".

Sunday, May 08, 2016

Ilustración curiosa del Manual de Oficiales de Inteligencia Aérea de la USAF (1953)





Un detalle curioso: El "Manual Para Oficiales de Inteligencia Aérea" (AF 200-3), con una extensión de 8 páginas, dedica una página entera al dibujo que muestra platillos voladores sobre un bombardero, con el siguiente acápite: "La inteligencia técnica aérea es responsable de prevenir sorpresas tecnológicas."

En el resto del documento no se hace mención de los huidizos objetos, únicamente de los fines que persiguen los equipos de ATI - Air Technology Intelligence - durante la recuperación de tecnología enemiga en el campo de batalla.

¿Será un caso de "a buen entendedor, pocas palabras"?

Friday, May 06, 2016

Misteriosos Artefactos Voladores de la Postguerra



Como es lógico, o al menos de esperar, el público espera que los archivos militares desclasificados contengan "toda la verdad oculta" sobre el fenómeno ovni. Si bien es posible que tales expedientes existan, los que han sido volcados por los gobiernos mundiales - al menos el gobierno estadounidense - contienen datos menos sensacionales, pero no por ello menos interesantes. Las entidades de inteligencia militar buscaban - entre los escombros del Tercer Reich - a los científicos e ingenieros que habían creado la máquina militar más formidable del planeta, y las potencias hegemónicas, Estados Unidos y la Unión Soviética, no escatimaban recursos para capturarlos e interrogarlos.

Uno de estos documentos desclasificados en 1994 revelan las pesquisas realizadas por localizar a los hermanos Horten, actividad que parece sacada de una novela de Leon Uris.

CONFIDENCIAL
Solicitud de Investigacion
Expediente: I-1606 Fecha: 9 Ene 1948
Mediante:
A: S/R. Moorttember
Asunto: HORTEN, Reimer y Walter (Hermanos)

1. Los hermanos HORTEN supuestamente han diseñado un interceptor supersónico para la fuerza aérea alemana. Se realizan intentos por localizarlos o dar con sus compañeros de trabajo (o el avión, si existe)
2. FREINMANN, FNU, ingeniero diplomado, trabajó como ayudante de los hermanos. Su ultimo domicilio conocido fue [Ilegible].
3. Intente localizar a FRIENMANN. Si lo encuentra, debe llevarlo al cuartel general regional para someterlo a un interrogatorio técnico.

Y la respuesta inevitable: "Los intentos de localizar a los hermanos HORTEN han sido infructuosos."

Wednesday, May 04, 2016

Cuerpo Celeste Observado Sobre la Antártida - 1965



DEPARTAMENTO DE ESTADO - AEROGRAMA
A-208 CONFIDENCIAL 14.358-86
A: Departamento de Estado A000020865
De: EMBAJADA BUENOS AIRES Fecha: 4 SEP 65 | 4 de septiembre, 1965
ASUNTO: Cuerpo Celeste Observado Sobre la Antártida
Ref.: CA-1887, 16 de agosto de 1965

Invitamos su atención al Reporte Informativo de Inteligencia No. 5 864 0048 del Departamento de Defensa, 16 de julio de 1965 de Buenos Aires, que suministró una traducción de cuatro mensajes recibidos por el Servicio Hidrográfico de la Marina Argentina sobre objetos no identificados supuestamente avistados en la Argentina en fechas recientes.

La Oficina del Agregado Naval ha solicitado información a las autoridades navales argentinas en relación con la indagación específica CA-1837. Parece inverosímil que haya información adicional disponible hasta que se produzca el intercambio veraniego de personal en las estaciones antárticas argentinas. Al momento de producirse el intercambio de personal, los expedientes y otros datos detallados serán transferidos al cuartel general en Buenos Aires. La embajada realizará una indagación de seguimiento en tal momento.

Como punto de interés adicional, el Observatorio de La Plata emitió un comunicado a la prensa a raíz del interés público generado por el boletín emitido por Reuters el 7 de julio, indicando que no tenía una hipótesis sobre los objetos voladores no identificados avistados en la Antártida, aunque señalando que los avistajes sucedieron en el momento que la sonda Echo II orbitaba la zona antártica.

De parte del embajador,
[Firma]
Albert Maylo
Consejero de la Embajada para Asuntos Comerciales y Económicos
D-323 CONFIDENCIAL

[Traducción de Scott Corrales para Arcana Mundi © 2016]

Voces Desconocidas: El Informe Douglas



Voces Desconocidas: El Informe Douglas
Informe escrito por W.P. Wilson


Hace tan solo algunos meses publicamos una traducción de John Keel sobre los mensajes extraños que suelen captarse por medio de la radio, o que solían captarse en décadas pasadas, y que parecen provenir de fuentes inteligentes que afirman ser extraterrestres o inteligencias interdimensionales (http://arcanamundiblog.blogspot.com/2016/01/john-keel-misteriosas-voces-del-espacio.html) Otros expertos han opinado que estas comunicaciones se entienden mejor desde la perspectiva de lo paranormal, es decir, psicofonías emitidas por la radio y provenientes del más allá y no de otros mundos.
Por razones que no acabamos de entender del todo, el siguiente documento forma parte de un “atajo electrónico” de documentos provenientes de la compañía Douglas Aircraft Corporation, que parece haber tenido su propias investigaciones ovni en los ’60 por motivos desconocidos. Habiendo escrito personalmente sobre el asunto de las voces misteriosas (http://inexplicata.blogspot.ca/2012/10/spirit-of-radio-broadcasts-from-unknown.html) la experiencia de M. Ovaskainen no deja de ser curiosa.
-- Scott Corrales


Reporte Núm. 681007-1
Referencia de Reporte Núm. 680701-1

INFORME SUPLEMENTARIO
FENÓMENO DE COMUNICACIONES

El Viernes, 4 de octubre de 1968, la señorita Meriam Ovaskainen (parte y observadora del fenómeno de comunicaciones en el informe de marras) se comunicó con este reportero en su residencia en Hawthorne para advertirle que disponía de notas adicionales sobre las comunicaciones originales.

El radiorreceptor involucrado en el fenómeno fue devuelto al observador luego de haber estado en servicio constantemente durante muchas semanas en todos los canales (AM y FM). No se detectaron anomalías operativas en ningún momento.

La siguiente información copiada de su nota manuscrita aparece abajo:

Lo siguiente es el diálogo que pude escuchar y en el que pude participar. Parecía estar siendo transmitido por una estación de radio FM

"Usted está interesada en las personas, ¿no es cierto? El individuo tiene capacidades sin límite, recursos a su disposición..."

El contacto era como si la voz fuese tan solo un medio de comunicación y no el verdadero individuo al habla, pero sus pensamientos se interpretaban como sílabas metálicas y frases coherentes por medio de la electrónica. Esa fue mi impresión. Resultaba difícil escuchar su voz debido a la estática en la radio. Hasta donde sé, pudo haber sido transmitido desde algún lugar cercano. Llegó a sugerirse que tal vez no era la radio en absoluto. Las dos horas de "bips" intermitentes provenientes de la radio me hicieron pensar que efectivamente se trataba de la radio, y también podía escuchar con mejor con mi oreja cerca del receptor.

La voz dijo que estaba muy lejos. Sin embargo, me abordaba personalmente como si yo fuese lo suficientemente inteligente como para entender su comunicación.

Por lo pronto, todo era preguntas y respuestas. Cuando le pregunté en qué trabajaba - ya que parecía tratarse de alguna especie de proyecto - la voz repuso: "Algo así como una celda de potencia química". No entendí ni recuerdo la terminología exacta de la química. Todo lo que se dijo se comunicó de tal forma como si quedara claro que era fácil de comprender. Intenté en vano de entender la explicación, y aparentemente, quienquiera que haya sido no era capaz de explicarlo en términos más sencillos. Si era alguien de otro planeta, esperaba que su interlocutor tuviese mejor formación científica.

Esto es todo lo que recuerdo del incidente.

[Firma]
W.P. Wilson A-833
7 octubre 1968

En un documento aparte, fechado el primero de julio de 1968, el mismo W.P. Wilson había redactado todos los detalles de la insólita experiencia - nombres de los testigos, la marca y calidad de radiorreceptor, etc. agregando una sección titulada DETAILS OF THE EXPERIENCE (Pormenores de la experiencia), que traducimos aquí.

"La testigo y dos compañeras estaban de vacaciones en Europa, conduciendo por Amsterdam durante la tarde y anochecer de la fecha del suceso. Todos los sujetos intentaban escuchar un radio de transistores en el vehículo. Un sonido de "bips" interrumpió todas las transmisiones de radio, bloqueándolas. La interferencia prosiguió durante aproximadamente dos horas, sin importar la localización del vehículo, y parecía ocupar todos las frecuencias de AM. La testigo llegó a su residencia sola, trayendo el aparato consigo a la calle, donde cesó la interferencia y se recibió programación normal. Al regresar al vehículo, el fenómeno volvió a producirse. La testigo colocó su oreja contra el aparato, esforzándose por escuchar o encontrar un programa atravesó de la interferencia. Escuchó una voz metálica, posiblemente masculina, que le hablaba en inglés. Los "bips" cesaron. La testigo, sorprendida, formuló preguntas en su mente y la voz repuso a ellas a través del radiorreceptor. La voz parecía "provenir de una distancia muy lejana", siendo tenue difícil de oír a veces. Era posible intensificarla cambiando a la banda de 1 MHz en el cuadrante. Durante el contacto, no fue posible hallar otra programación. Las preguntas, respuestas y conversación en general duraron 15 minutos aproximadamente. Al terminar de repente, se reanudó la programación normal."

Y prosigue:

TEXTO DEL MENSAJE
La testigo parecía no querer abordar la totalidad del contenido de la comunicación en este momento. Las declaraciones parciales de la fuente fueron: "¿Dónde estás?" - "Tienes una gran comprensión de la gente" - "El universo está sesgado, se está doblando." Interpretó otra parte del mensaje como "El infierno no existe", "El infierno está aquí en este plano".
ACTITUD DE LA TESTIGO
Se le preguntó a la testigo si el incidente le causó malestar o recelo. Contestó: "No, en absoluto. De hecho, me alegra ver que alguien esté investigando este tipo de cosas. Quiero ayudar en cualquier forma posible".
Ofreció entregar su radio (marca "YORK" Modelo TR-107)para el análisis, indicando su disponibilidad para ser sometida a interrogatorios adicionales o bajo circunstancias controladas. Estaba dispuesta a hablar libremente sobre el incidente pero se mostraba reacia a comunicar los detalles del mensaje en este momento.
En resumen, la testigo parecía tener buena preparación, era racional y elocuente. Parecía ser que de hecho se vio involucrada con algún tipo de fenómeno, o sinceramente creyó haberlo estado.

[Firma de W.P. Wilson]
W.P. Wilson, A-833

Cabe añadir que la señorita Ovaskainen agregó una posdata a su informe original. "Si decide hacer uso de este material, prefiero permanecer anónima, pero este le remito este incidente por motivo de interés. Me interesaría conocer si otros han tenido experiencias parecidas u comunicaciones de otra clase con fuentes extraterrestres. Esto puede representar otro proyecto de interés para el programa SkyNET."