Thursday, May 21, 2020

Avión de Pasajeros y Nave Nodriza con OSNI



Avión de Pasajeros y Nave Nodriza con OSNI
Por Donald R. Todd
Boletín APRO Abril 1978


Walt Hammel (seudónimo), de 48 años de edad, es un piloto para TWA. Luego de un encuentro previo comunicado a la FAA, que resultó en hostigamiento por la empresa de aviación y otras autoridades, Hammel ha jurado nunca dar parte sobre un ovni de nuevo. Por suerte, ha depositado su confianza en APRO y mi confidencialidad y discreción.

El 22 de diciembre de 1977 a las 11:40 p.m., el capitán Walt Hammel y el teniente Slim Dickson salieron del Aeropuerto Internacional Logan de la ciudad de Boston (ambos nombres son seudónimos).

A las 4:45 pm el Viernes, 23 de diciembre de 1977, el capitán Hammel se comunicó conmigo para dar parte sobre su encuentro ovni. A las 5:30 p.m., el capitán Hammel y yo nos reunimos en el restaurante Pagoda Chinese en North Kingston, Rhode Island, y el capitán narró lo siguiente:

"Estábamos a unas seiscientas millas sobre el Atlántico a 21,000 pies de altura, de regreso a Logan. El estado del tiempo era bueno salvo por algunas nubes dispersas bajo nosotros. Eran las 11:40 p.m. y tenía aun tipo llamado Slim Dickson de copiloto. Acabábamos de tomarnos una taza de café y Slim había colocado la suya en el tablero cerca de su codo derecho. Al colocar la taza, miró a lo que sería la posición entre la una y la dos en el reloj, y me agarro repentinamente del brazo.

"Reflexivamente me di la vuelta para mirarlo, y pude ver una riada de luces parpadeantes que venía hacia nosotros desde estribor, justo al frente, y tal vez cincuenta pies por debajo del avión. Repentinamente, Slim y yo nos dimos cuenta que aquello, fuese lo que fuese, se movía de prisa, y demasiado cerca de nosotros. Parecía estar a punto de cruzar frente a nosotros, o estrellarse. ¡Y era enorme!

"Apliqué fuerza, levanté el morro del avión y oré que nos fuese posible subir por encima de aquella cosa. Justo en el momento que ascendíamos, esa cosa ascendió directamente, realizó un viraje imposible de ángulo derecho, y comenzó a seguirnos. No hay NADA que pudo haber ejecutado semejante maniobra - digo, fue casi un viraje bidireccional simultáneo - hacia arriba y a la derecha, ¡sin mencionar hacer casi una parada en seco!

"No pudimos detectar sonido alguno, ni ver hélices, ni chorro, ni escapes. En su centro había muchas luces parpadeantes. Una vez que nivelamos el vuelo, aquello se mantuvo a la derecha y pudimos observarlo. Pero no pudimos distinguir ningún perfil ni forma, pero era posible determinar que era circular por sus luces.

"Las luces eran mayormente blancas," y en este momento Walt Hammel sonrió. "Esto te hará reír y suena a locura, pero, ¿sabes a qué me recordó? Me hizo pensar en una galleta Oreo". Hammel hizo un círculo con sus manos. "Había una luz roja parpadeante sobre aquella cosa y las luces parpadeantes y plateadas estaban en su alrededor. Es decir, había oscuridad entre la luz roja de arriba y las luces blancas del medio, y luego oscuridad debajo de estas.

"A rato aquello ascendió de nuevo y pudimos ver otra luz roja parpadeante en el fondo. Así que era oscuro por arriba y por abajo, y las luces plateadas y blancas estaban en el medio. Me hizo pensar en una galleta Oreo".

"Y parecía como que había una luz de color rojo-violáceo a cada docena de luces, y entre ESTAS, una luz azul. Pero todas parpadeaban de forma intermitente.

"No tengo reparos en decirte que estaba nervioso. Slim estaba blanco como un papel de fumar y espantado. Se me ocurrió de repente... ¿y si los pasajeros están viendo esa cosa? ¿Qué es lo que les voy a decir? No quiero que se forme un pánico allá atrás, así que llamé a la azafata. Cuando contestó le pregunté que como estaba todo allá detrás. Me contesto: "Todo bien. ¿Por qué lo preguntas?" y le dije, "nada, sencillamente confirmando". Pensé que si ella no mencionaba aquello allá afuera, entonces ningún pasajero lo había detectado. Era posible que el objeto estuviera fuera de su línea de vista.

"Ahora es que viene lo escabroso del asunto. Mientras que mirábamos el OVNI, otra cosa brillante cayó del objeto. Aquella maldita cosa cayó del objeto. Aquella maldita cosa parecía un anillo de humo de color verde neón. Se dejó caer del OVNI más grande hacia el mar... ¡y se sumergió! Presenciamos la manera en que el círculo verde entró al agua, y luego desapareció.

"Segundos después caerían dos anillos verdes más. El segundo cayó y se zambulló como el primero, pero el tercero cayó y salió disparado directamente, desapareciendo hacia la costa. Resultaba difícil acertar su tamaño, pero tras unas cuantas cervezas, Slim y yo finalmente decidimos que el objeto GRANDE debió haber tenido un diámetro de 100 pies o más. En contraste, los más pequeños tendrían unos 20 pies de ancho.

"Creo que el OVNI grande nos siguió unos 20 minutos, y de repente las luces en su centro comenzaron a apagarse en grupos - no en bancos de digamos, seis u ocho por hilera, sino seis u ocho luces individuales a la vez, como si alguien adentro estuviese apagando conmutadores. Las luces rojas parpadeantes arriba y abajo se apagaron, dejando tan solo algunas luces azules en el medio.

"Al paso que nuestros ojos se acostumbraban de nuevo a la oscuridad, nos era posible distinguir vagamente la silueta de aquello, como dos platos soperos invertidos y conectados. Nos era posible distinguir una niebla verdosa que emanaba de lo que parecían ser ventanillas trapezoidales.

"Nuestros ojos se enfocaron sobre las ventanillas y el objeto asumió una corona azul, saliendo disparado hacia adelante como un gato malherido, no dejando nada frente a nosotros sino una estela azul. Es lo más raro que haya visto jamás. Cuando finalmente llegamos al aeropuerto Logan, creo que hice rebotar el avión varias veces sobre la pista, de lo nervioso que estaba".

[Traducción de Scott Corrales para Arcana Mundi, 2020]

1 Comments:

Blogger Peter said...

Hi, really liking your blog. When you have time, come and check out my blog Extraterrestrial Implants.

2:28 AM  

Post a Comment

<< Home