Saturday, March 16, 2013

Haciendo historia: Bigfoot, el virreinato y los nativos de Nootka





Haciendo historia: Bigfoot, el virreinato y los nativos de Nootka
Por Scott Corrales - Arcana Mundi

En el siglo XVIII, la exploración de la Alta California comenzaba a ir mas allá de los desiertos y bosques al sur de la misión de San Francisco y penetrar en la selva virgen de los actúales estados de Oregon y Washington, tierras carentes de oro u otras riquezas minerales, pero cuyas aguas contenían las nutrias que atraían a los cazadores de pieles – marineros asentados en Alaska, la colonia rusa establecida por Baranov. Esos comenzaban a navegar hacia el sur en busca de las preciadas pieles de nutria, entrando en conflicto con las fuerzas del virreinato de Nueva España.

En 1774, el capitán Bruno de Esceta alcanzó la ensenada denominada Mowichat por los integrantes de la tribu nuu-chah-nulth. Aunque no se produjo ningún desembarco, los nativos se acercaron a la fragata española con hermosas pieles, buscando intercambiarlas por madreperla californiana. La misión de Heceta y la fragata “Santiago” consistía en comprobar que, efectivamente, se producía trueque entre los nativos y los rusos, y tomar medidas apropiadas para defender el monopolio ejercido por la corona sobre aquellas aguas. El mal tiempo y el terrible escorbuto padecido por los tripulantes, sin embargo, impidieron que la fragata llegase hasta Alaska con la intención de desalojar a los rusos.

Otra potencia – Inglaterra – también se vería involucrada en la región a partir de la visita del capitán James Cook en 1778 a la actual isla de Vancouver, y sería este marinero quien daría el nombre de Nootka a la ensenada. La presencia inglesa formaba parte del desafío al reclamo español a la posesión de aquellas tierras bajo el tratado de Tordesillas.
Las incertidumbres geopolíticas del siglo XVIII en esta parte Pacífico norte pueden llenar muchas páginas, pero existe una expedición que resulta de interés particular para los interesados en los misterios, particularmente los de índole criptozoológica.

En 1792, Juan Vicente Guemes, conde de Revillagigedo, virrey de Nueva España, decretó el envío de una misión científica cuyo objetivo no sería enfrentarse a los balleneros y cazadores rusos, sino proporcionar una etnografía exhaustiva sobre los habitantes de la aquellas tierras y la flora y fauna circundante. La denominada Expedición de Limites al Norte de California contaría con la presencia del naturalista José́ Mariano Moziño Suárez de Figueroa, nacido en Temascaltepec, México, cuyos apuntes sobre la cultura de los nuu-chah-nulth aparecerían en el texto denominado “Noticias de Nutka”, que se conserva actualmente en la biblioteca Beineke de la universidad de Yale.








Se piensa que la primera mención de la controvertida criatura conocida como sasquatch o bigfoot (“piegrande”) aparece en esta obra científica del siglo de las luces. Las páginas treinta y cuatro a la treinta y cinco de “Noticias de Nutka” incluyen unas observaciones hechas por Moziño Suárez sobre una inusual bestia que recibe el nombre de “matlog”

“No sé qué decir de un matlog habitante de la Serranía de quienes todos tienen un temor imponderable. Figúranle un cuerpo muy monstruoso, poblado todo de rígidas cerdas negras, la cabeza semejante a la humana pero con los colmillos más grandes, agudos y fuertes que los del oso, larguísimos los brazos, y los dedos de pies y manos armados de largos y encorvadas uñas. Sus gritos solos, dicen ellos, derriban por tierra a quien los escucha, y que hace mil pedazos al desdichado cuerpo sobre el que descarga alguna manotada. Presumo que la historia del matlog tenga el mismo fundamento que la de la creación del hombre que acabo de referir, o que desde una época antiquísima haya recibido la tribu de que deben estos naturales su origen a algunas noticias de la existencia de Demonios [...]

Los escritos de Moziño Suárez permanecieron en el olvido hasta 1913, cuando fueron publicados por el historiador mexicano Alberto M. Carreno -- versión traducida al inglés por Iris Wilson. Esta traducción sería utilizada por los primeros investigadores del misterio del sasquatch – Don Hunter y René Dahinden – en el prólogo a su clásico Sasquatch (NY: Signet Books, 1975).

Paleontólogos y otros estudiosos que consideran que la respuesta al misterio de los sasquatch reside en la existencia del “gigantopiteco” – que habría emigrado a las Américas desde Asia – o alguna variante de esta criatura. ¿Sería el “matlog” de la tribu nuu-chah-nulth uno de estos protohumanos?

(Expresamos nuestro agradecimiento al Beinecke Rare Book and Library Colelction por facilitar el uso del texto, disponible íntegramente en http://brbl-dl.library.yale.edu/vufind/Record/3447054)

2 Comments:

Blogger Michael Collins said...

Hi Arcana Mundi, you might like a new book called BEFORE THE DELUSION [Wm Glleson] for novle account of pre-Christian history. Good reviews on Amazon website, Cheers M Collins

10:31 PM  
Blogger Michael Collins said...

Hi Arcana Mundi, you might like a new book called BEFORE THE DELUSION [Wm Glleson] for novle account of pre-Christian history. Good reviews on Amazon website, Cheers M Collins

10:32 PM  

Post a Comment

<< Home